"Dune"

Esta vez vengo a compartirles la lectura de un libro que entra a la perfección en la definición de épico. El mismo me lo prestó mi profesora de inglés Ana Laura, para darme un mero pantallazo del tipo de literatura que a ella le gusta y le gustaba cuando tenía mi edad. Fue así que bajo el entendido que cuidaría con todo mi ser ese libro equivalente a una biblia para ella, que me prestó "Dune" y me adentré en la realidad distópica que plantea Herbert sobre nuestra galaxia en un futuro bastante remoto. 

"Dune" es una novela escrita por Frank Herbert, que da inicio a una saga compuesta por otros cinco libros además de ella, y tanto esta obra inicial como la saga en su totalidad es considerada una de las mejores creaciones literarias en materia de ciencia ficción, y más específicamente de ciencia ficción ecológica.   


La novela se desarrolla en la Vía Láctea, en un tiempo muy distante en el futuro, donde el principal escenario en que se construye la trama es Arrakis, un planeta desierto donde el agua se ha tornado el bien más preciado y escaso... a tal punto que el llorar a los muertos es un símbolo que constituye un acto de nobleza y prodigalidad, pero a la vez uno que pocos pueden darse el lujo de realizar. 


La Vía Láctea se encuentra repleta de planetas con vida inteligente que tienen relación entre sí a través de distintos puntos, como por ejemplo el comercio interplanetario, siendo este un claro centro de los conflictos de intereses que se van suscitando en la obra tanto por un bando como por otro.

El universo planteado por Herbert presenta una abismal diferencia en cuanto a complejidad con el que creemos presenciar en la actualidad -suponiendo que lo percibimos en su totalidad-... pero pese a ello, ese todo épico manifiesta un gran paralelismo con nuestra realidad actual, es por esto que "Dune" además de ser una obra compleja y atrapante es un libro en el cual todo lector atento a su propia realidad global podrá encontrar en ella un universo que también está siendo víctima de los nefastos e individualistas intereses privados de la entidad dominante.

Es impresionante cómo estos géneros que suele  ser asociados con la evasión y la fantasía, logran plasmar con algunas de sus obras, formas tan presentes en nuestra vida como seres humanos y pueden acercarnos a aspectos que quizás no notaríamos con tanta naturalidad en un libro "serio" que hable de alguna de las problemáticas tratadas, como lo son la corrupción, la privatización, la falta de respeto a la diversidad y a la naturaleza, entre otros. 

Comentarios

  1. Me alegro mucho que te haya gustado tanto como a mí. Excelente crítica de un excelente libro. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares