"rEDUvolution"

Estimados lectores, espero sepan disculpar mi ausencia estos meses, la cual de todas formas ha sido parcial, ya que aunque no he reseñado, me he abocado a leer. 
Eso es una buena justificación, ¿o no? El orden de prioridades siempre nos asalta y fuerza a elegir en determinados momentos, donde el tiempo no abunda... o por lo menos, el tiempo libre.

En esta ocasión, vengo a compartirles la lectura de un libro muy interesante, escrito por María Acaso, el cual abarca una temática que como estudiante, no me es indiferente: la educación. 
Este libro se llama rEDUvolution, y aunque habla a cerca de nuestra educación, es más específicamente un libro de pedagogía. 

Cualquiera podría decir que el libro es una revolución en sí misma, ya que el formato que presenta está acorde con el contenido que manifiesta, y esta coherencia no se ve tan a menudo ni en los libros, ni en la realidad. 

rEDUvolution, hacer la REVOLUCIÓN en la EDUCACIÓN, es una crítica constructiva al sistema educativo en el cual la mayoría de las instituciones educativas están inmersas... Basta simplemente con ver la disposición de un aula y el cómo son abordados los programas que en ellas se dictan, para visualizar claramente una falta de armonía entre los avances que se gestan a través de los años en el mundo "de afuera" y en las paredes de las instituciones educativas ancladas en tiempos, y formas pretéritas. 

¿Acaso el mismo se ha acoplado a los avances que percibimos en las ciencias, en las tecnologías, en el arte? Más bien se mantiene al margen de estos cambios, y en vez de utilizarlos para potenciar el acto de aprender, se rehusa a incorporarlos y fomenta a que el aprendizaje sea cada vez, un mayor simulacro.  

Este libro, y los docentes detrás de él, creen que la situación no puede prevalecer, y opino lo mismo. ¿Es posible concebir un mundo donde todo cambia, y la educación se mantiene estática? ¿Qué tan radicales son los cambios que suceden en el exterior, si la base de todo se mantiene igual? 

¿Aprendemos verdaderamente? ¿O hacemos que aprendemos? Tragamos información, la vomitamos y la misma queda condenada al olvido... el aprendizaje en sí está cada vez más relegado a la periferia del mundo educativo, donde la prioridad es calificar y certificar. 

La verticalidad se nota de a kilómetros al ver un aula: Una persona al frente, y muchas otras sentadas en filas, sin poder mirarse el rostro, en una posición que no siempre es cómoda, donde la interacción con el otro queda restringida casi por completo, y donde aprender del de al lado es algo atípico. 

La educación se limita al dictado, a la monotonía de las palabras académicas; mientras al salir, el mundo nos abraza y nos intenta seducir teniendo en cuenta todos nuestros sentidos. ¿Por qué renegar ciertas cosas que harían de la educación una realidad y no un decir? 

Un cambio de paradigmas educacionales es esencial para seguir progresando, o mejor dicho, para progresar en serio. ¿Qué tal si empezamos a tirar para el mismo lado? Luchemos por la Revolución en la Educación. 


Comentarios

  1. Un cambio estructural que acompañe a un cambio de paradigmas educacionales. Me parece que es importante definir el primero de la mano del segundo.De otra forma, como está sucediendo, llega a ser intentos individuales de cambios de conceptualización,sólo para emplear otra palabra,en educación que terminan perdiéndose en el todo.Y en el mejor de los casos dando un ínfimo resultado que no llega más que a ser un destello de individualidades en un intento sin contexto institucionalizado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares