"Seda"

Ayer de tarde leí "Seda" del italiano Alessandro Baricco publicada por primera vez en el año 1996. 
Cuando terminé de leerla dije, "guau, sublime" e inmediatamente me pregunté cómo haría para reseñarla... ¿cómo transmitir un mensaje que anteriormente quedó explicitado de la mejor forma? y ¿cuál fue el mensaje? Simplemente fue una historia maravillosa, que como todas, lógicamente contiene algo que te queda... en este caso ese "algo" es una sensación de "es lo que es", simple, claro, conciso e indeterminado, tal como la naturaleza humana. 
Desde "Pobby y Dingan" que no me leía una novela de un tirón, sin despegar la vista del libro. Está bien, es una novela breve, pero me sumergí en ella por completo y no me arrepiento, las imágenes mentales fueron nítidas y el modo en que estaba escrita me cautivó. ¿Qué puedo decir? Mi primer encuentro con Alessandro fue óptimo. 
El protagonista de la misma es Hervé Joncour, un francés que habita Lavilledieu, un sitio en el que la mayoría se dedica a la producción de seda. 
Los huevos de gusanos que producen este tejido enfermaron repentinamente en Europa y en América, y Hervé debe viajar a Japón, en su momento aislado del mundo, para obtenerlos, ya que no producir seda implica la banca rota para todo Lavilledieu.
En su viaje a Japón, entabla una relación a través de miradas con una muchacha extraña, relación marcada por la imposibilidad. 
Lo curioso, es que Hervé está enamoradísimo de su mujer, pero aún así esta señorita lo cautiva, lo atrapa, solo con su mirada. Nuestro protagonista queda atado a Japón, no solo por el trabajo que está encomendado a cumplir.
Hervé vuelve a Japón en otras ocasiones encontrándose con aquella mujer anónima de la cual nunca sabemos el nombre. 
Los hechos en sí son pocos, destaco la forma en que es contada esta simple historia, narrada con una sutileza admirable. 

Comentarios

  1. Y se suma un libro más para mi lista que tengo guardada: "Libros por leer"

    Gracias por compartir!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares